Por segunda vez y luego de tres años de trabajo, los funcionarios del Hospital Roberto del Río consiguieron una nueva Acreditación en Calidad otorgada por la Superintendencia de Salud y que se alcanzó luego que la empresa Higea Salud Limitada realizara un arduo proceso de evaluación. Gracias a este nuevo hito, nuestro Hospital cumple con los estándares generales para los prestadores institucionales de atención cerrada y de alta complejidad, garantizando prestaciones GES, y otorgando, en definitiva, atenciones de salud más seguras y confiables para nuestros usuarios y sus familias.

Este año, la Reacreditación logró igualar el cumplimento del 100% en las características obligatorias del proceso anterior y se aumentó a un 87%, el total de  las características aplicables. Un trabajo que nuevamente estuvo encabezado por la Unidad de Calidad de Seguridad  del Paciente, cuya encargada, la enfermera María Loreto Lizana hace extensivo a todos los funcionarios del Roberto del Río. “Estamos súper contentas, este es un logro de toda la Institución, de todas las personas que participaron, se trató de un trabajo que viene incluso mucho antes de nuestra primera acreditación en 2016” señala.  La profesional agrega que “fue un proceso difícil sobre todo al inicio, por la resistencia de mucha gente. Pero muchas de esas personas se fueron transformando en aliados y creo que la comunidad entendió que si las cosas se hacen bien, con compromiso e incluso creatividad se pueden alcanzar este tipo de objetivos”. La representante de la Unidad de Calidad agrega que “antes la gente se resignaba a que ciertas cosas no funcionaran, ahora se cuestionan si algo no funciona bien, creo que ya no se buscan culpables o responsabilidades personales, sino soluciones, porque entendemos que todo lo que hacemos impacta en las atenciones de salud de los niños que atendemos, que es nuestra principal motivación”.

Parte del Equipo de la Subdirección de Gestión de las Personas

A propósito de esta suma de voluntades y maduración del proceso, iniciado hace más de tres años y donde prácticamente todas las Unidades realizaron importantes esfuerzos para alcanzar la Reacreditación, las referentes de Calidad destacan el esfuerzo y la mancomunión conseguida, entre otros, por los equipos de Imagenología o de la Subdirección de Gestión de las Personas. Precisamente el Jefe de esta Unidad, Leonardo León, recuerda que “fue un trabajo duro, pesado, sobre todo al comienzo cuando no existía claridad respecto a lo que debíamos hacer en Recursos Humanos”. Leonardo  recuerda que junto a su equipo debieron armar un sistema desde cero para poder registrar y cuantificar cuántas personas trabajaban efectivamente en el Hospital, incluido el personal externo.  Además debieron crear y actualizar procedimientos y manuales de las distintas áreas de la Subdireccion de Gestion de Personas. “nos fuimos poniendo la camiseta, fuimos entiendo la importancia de mantener los registros de los profesionales y técnicos de la salud en base a la Superintendencia, además los funcionarios y sus supervisores fueron registrando sus cursos, los médicos certificaron sus especialidades, en fin, fuimos comprendiendo que debíamos cumplir con los estándares que al Hospital  y a nuestra Unidad se le exigían y lo cierto es que estamos muy contentos, porque si bien el proceso fue complejo, con un trabajo en equipo conseguimos nuestro objetivo” concluye.

Los integrantes de la Unidad de Equipos Médicos, de la Subdirección Administrativa

Otra de las Unidades destacadas por las referentes de Calidad y que debió realizar un intenso trabajo fue Equipos Médicos, perteneciente a la Subdirección Administrativa. Sus funcionarios hicieron una exhaustiva revisión de los poco más de 1.000 equipos que hay en el hospital, de los cuales alrededor de 250 son utilizados para pacientes críticos.  “Fue un proceso arduo, debimos sondear todos los equipos, cuáles estaban fuera de servicio y coordinarnos con las unidades clínicas o el área de Finanzas, entre otros. Sin embargo este proceso nos ayudó como Unidad a estar bien actualizados respecto a los estados y a la trazabilidad de los equipos del Hospital, sobre todo en los equipos críticos” señala la Jefa de la Unidad, Constanza Mendoza quien destacó que  “fue muy enriquecedor trabajar con la Unidad de Calidad pues mejoramos protocolos, ellas se interiorizaron de los diversos procesos que involucra equipos médicos, de cómo funcionamos y cómo trabajamos en las mejoras que eran factibles de realizar, lo que finalmente se reflejó al momento de la evaluación y finalmente conseguimos esta reacreditarnos, lo que asegura buenos equipos para entregar atenciones de calidad a nuestros niños”.

Por su parte, el Director del Hospital, el Dr. Ricardo Pinto señaló que “la acreditación en calidad es un continuo y cada vez con mayores exigencias. La próxima vez que nos toque el proceso, en tres años más, nos van a exigir un 95% de cumplimiento de las metas, lo cual no está lejano porque hoy día, gracias al trabajo de toda la comunidad, estamos en el 87%. Tendremos mayores exigencias pero estos resultados nos permiten mirar con optimismo lo que viene”. Finalmente nuestro Director concluye que “es un motivo de orgullo saber que estamos en una Institución que gracias a todos sus funcionarios es capaz de reacreditar por segunda vez en un ámbito que antes no existía. Hoy día los pacientes y sus familias nos exigen que lo que hagamos, lo hagamos bien y con este nuevo hito les estamos asegurando a nuestros usuarios que venir a un Hospital como el Roberto del Río, les va a permitir llegar con confianza y con la seguridad que sus hijos van a ser tratados de la mejor manera”.