Desde hace más de 4 años, el Hospital Roberto del Río se transformó en el primer recinto pediátrico público de Chile en poner a disposición de los niños de todo el país, la terapia ECMO (Oxigenación por membrana extracorpórea).  La Dra. Paula Ortiz jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos señala que “se trata de un soporte vital que utiliza una máquina que extrae la sangre del cuerpo y que la pasa por un sistema de pulmón. Esto permite sacar el CO2 de la sangre, que es el gas que habitualmente eliminamos por los pulmones y poner en la sangre oxígeno”.

Este es un tratamiento de última tecnología, al que sólo acceden pacientes que están intensamente graves, con riesgo vital. Los casos que más se han registrado en el Hospital son niños que tenían patologías pulmonares como neumonías, virus sincicial, influenza o infecciones como el hanta.  El jefe de Cirugía Cardiaca del Roberto del Río, Dr. Gabriel Castillo señala que  “inclusive los post operados cardiópatas, donde es imposible destetarlos de máquinas de circulación extracorpórea en cirugía, tienen la posibilidad de salvarse”. En definitiva, señala el especialista “desde que el ECMO entró en funcionamiento  en el Hospital  nos ha dado la posibilidad de salvar muchos niños que estaban prácticamente en riesgo de muerte”.

Las probabilidades de que estos pacientes mejoren su condición de salud a través del ECMO superan el 50% de los casos. Estas cifras del Hospital concuerdan con resultados internacionales, lo que confirma el alto valor de la medicina que los niños reciben en el recinto público de alta complejidad del norte de Santiago.

La Unidad de Cuidados Intensivos del Roberto del Río, la más grande del país con sus 35 camas, tiene tres máquinas de ECMO y su equipo multidisciplinario puede proveer de forma simultánea esta terapia a dos pacientes, los que pueden permanecer “conectados” varias semanas esperando su recuperación.

Daniela Care, Enfermera de la UCI y especialista en ECMO señala que así como la terapia es compleja, también lo son los cuidados que estos niños deben recibir. “En cada turno hay dos  enfermeras exclusivas, un médico que está exclusivamente con el paciente, un kinesiólogo que se designa durante el turno, más todas las  unidades de apoyo necesarias como nutricionistas, la unidad de banco de sangre, laboratorio y todos quienes están coordinados en los cuidados que nosotros le brindamos diariamente a nuestro paciente”.

A la fecha, más de 40 niños de todo el país han recibido esta costosa terapia, liderada por un equipo multidisciplinario altamente especializado, que además ha tenido la posibilidad de formar a otros profesionales de Chile. “El Hospital Roberto del Río ha hecho esfuerzos extraordinarios en conseguir esta tecnología, que antes sólo existía en el sector privado y la que, sin embargo, no serviría de mucho si no contáramos con la calidad de profesionales y técnicos que, a través del ECMO, nos permite entregar igualdad de oportunidades para niños, que en otras condiciones no las tendrían” indicó el Director del recinto, Dr. Ricardo Pinto.

Es el caso del pequeño Maximiliano quien llegó al Hospital desde Arica muy grave y con una cardiopatía. Tras una operación al corazón debió ser conectado al ECMO. Su madre, Ángela, relata que “fue una cirugía de muy alto riesgo, luego él se complicó y tocó conectarlo al ECMO, era eso o mi bebé no podía vivir”. “Fue muy duro verlo ahí entre tantos cables y máquinas, pero gracias a Dios y a los equipos del Hospital, quienes nunca dejaron solo a Maximiliano, mi hijo después de dos semanas en el ECMO, se recuperó y hoy está súper bien, él es un milagro de vida” señala esta  madre.

Contacto de Prensa:

Fono +56990420228