Regalos, disfraces y muchas risas marcaron las celebraciones que funcionarios, voluntarios y un grupo de entretenidas visitas, realizaron para celebrar la semana del niño 2019, en el Hospital Roberto del Río. El inicio de las actividades fue el día jueves 01 de agosto donde la comunidad hospitalaria, como ya es tradición, vino al Hospital con sus mejores disfraces.

La jornada comenzó con la llegada de Shantall Gayoso, Benjamín Durán y Rodrigo Canobra, quienes junto a un equipo del Programa Rojo de TVN, fueron recibidos por parte del equipo directivo para luego recorrer nuestras instalaciones entregando regalos saludables y compartiendo con niños, padres y funcionarios del Roberto del Río.  “Me voy muy contenta porque vimos historias que nos conmovieron. Hay niños con mucha fortaleza, al igual que sus padres a quienes esperamos haberles dado un momento de alegría y algunos regalitos. Por otro lado debo decir que es espectacular ver a todos los funcionarios del Hospital disfrazados, hacen súper bien su trabajo, los niños lo notan y dicen que es como una familia, entonces que mejor que ellos vengan a un lugar donde los quieran, los amen y les entreguen mucho cariño”  indicó Shantall al finalizar la visita.

Luego del recorrido, un grupo de niños, padres y funcionarios se congregaron en el Auditorio del hospital para ver la presentación que los payasos Pastelito y Junior les tenían preparado en su día. Luego de un entretenido show, que causó las carcajadas de niños y adultos, Pastelito, ya fuera de su personaje, indicó que “nos vamos felices con esta visita, este es el verdadero sentido de nuestro trabajo como payasos, agracemos a Dios que nos da esta posibilidad de hacer reír a los niños y a la gente que está pasando por problemas. Creemos que estos momentos son necesarios para ellos, para que se puedan distraer, aunque sea un momento”.

El Director del Hospital, Dr. Ricardo Pinto señaló que “nuestra principal dedicación es mejorar niños enfermos pero la parte emocional es muy importante, nuestros funcionarios lo saben y es por eso que hacen el esfuerzo de venir como los personajes favoritos de los niños, dándoles una visión distinta del hospital. Agradecemos además la visita de Rojo y de los payasos, quienes se fueron felices, e hicieron todo lo posible para que los niños y también los funcionarios que estamos acá y trabajamos con el dolor, nos olvidáramos un rato de las enfermedades y tuviéramos un momento de alegría muy especial”.

Las celebraciones de la semana del niño finalizaron este viernes 09 cuando, gracias al aporte de empresas y privados se  pudieron repartir regalos para niños de diversas unidades del Hospital. Por ejemplo, gracias a las gestiones de la Unidad de Apoyo Espiritual, siete colaboradoras de la empresa Falabella, entregaron, como lo hacen  desde hace 14 años, presentes para los niños del recinto pediátrico del norte de Santiago. “Se trata de una iniciativa que nació espontánea y voluntariamente de cada uno de nosotros. Este año más de 200 colaboradores pusimos nuestros corazones, cariño y energía, en esta iniciativa, que esperamos seguir realizando en los próximos años” indicó Verónica Sáez representante de esta compañía de retail.

 

Otra de las empresas que colaboró con los niños del Hospital fue Simonds, quienes a través de la Unidad de Apoyo Psicosocial y Educativa entregaron bolsas con regalos para los pequeños de nuestro jardín, de la escuela, de la unidad de emergencia, de salud mental, de hospitalizados, quienes se alojan en la sala COAR, y aquellos pequeños que llegaron a Unidades ambulatorias como neurología, bronco, naneas y hemofilia, entre otros.

Finalmente, Paola Guajardo, Subdirectora de Gestión del Cuidado del Hospital, indicó mientras repartían los regalos que “en una institución pública como la nuestra, donde los recursos son siempre escasos y las necesidades infinitas, siempre  es bueno tener la oportunidad de celebrar a nuestros niños, darles momentos felices a nuestros “pacientitos” que no siempre lo pasan bien. También es importante hacerlo con los niños del jardín que son los hijos de nuestras funcionarias, porque si las ellas tienen a sus pequeños sanos,  bien cuidados y felices, pueden cuidar aún mejor a otros niños”.