Este taller va de la mano con la importante donación de diez nuevos Ambú Bag, por parte de Nueva Fundación Duchenne Chile.

En el contexto del manejo de niños con enfermedades neuromusculares progresivas, en la fase más avanzada caen en insuficiencia respiratoria y pierden la marcha. Se hace necesario una oportuna medicina física de mantención de funcionalidad lo más prolongada posible, con un entrenamiento respiratorio idóneo. Ello ayuda a mantener la capacidad ventilatoria, disminuyendo la progresión del compromiso y así la necesidad de ventilación no invasiva, que genera mayor dependencia a los pacientes y su familia.

La disponibilidad para cada uno, de un Ambú Bag, hará posible el entrenamiento. Este consiste en técnicas focalizadas en la hiperinsuflación, que deberán ser enseñadas por nuestros profesionales y aplicadas por sus padres y familiares, en cada uno de los hogares, en forma continua y diaria.

En dicho sentido, el trabajo mancomunado en el Hospital de niños Dr. Roberto del Río, de las Unidades de Neurología, Broncopulmonar y URACI, sigue dando frutos. En esta ocasión, el Dr. Francisco Prado, destacado médico broncopulmonar, pionero en programa de ventilación domiciliaria de MINSAL, colaboró en la realización de taller de soporte ventilatorio para pacientes con enfermedad neuromuscular. Este importante espacio de aprendizaje estuvo dirigido a médicos broncopulmonares, fisiatras, neurólogos infantiles, pediatras, enfermeras(os) y kinesiólogos(as).

En esta línea, “el sentido de un trabajo colaborativo con H. Roberto del Río, yace en determinar que una enfermedad poco habitual deje de serlo cuando uno puede visualizarla, pero también cuando trata de otorgar ofertas que no estén vinculadas a fármacos de alto costo exclusivamente, sino también, propuestas integrales de rehabilitación y así, poder insertarlos social, escolar y laboralmente, de manera posterior. Esto se logra con un trabajo en equipo, compartiendo responsabilidades con los mismos pacientes, sus familiares y con los cuidadores en salud”, señaló Dr. Pardo al finalizar el taller. “Los proyectos se construyen en función al conocimiento, habilidades blandas y a la capacidad de trabajar con resiliencia y empatía, que son conceptos que a mi juicio el hospital los maneja a gran nivel”, agregó el experto broncopulmonar.

A %d blogueros les gusta esto: