Por segundo año consecutivo, Inmobiliaria Norte Verde dona una importante cantidad de material terapéutico para el hospital. Esto implica la llegada de insumos para confeccionar órtesis, material para los psicólogos que trabajan en rehabilitación, además insumos para los fonoaudiólogos. Todo aquello, complementado con regalos didácticos y de aseo para nuestros pequeños pacientes.

El apoyo de esta empresa privada tiene una característica especial en su génesis, ya que es un reflejo de la generosidad de todos sus trabajadores, quienes representados por Victoria Arancibia – Jefa de Comunicaciones de esta inmobiliaria -, nos entregaron una serie de insumos vitales para la rehabilitación de nuestros niños, quedando reflejado en las palabras de su representante: “Decidimos el año pasado y este, reemplazar nuestro amigo secreto por donaciones al hospital Roberto del Río que es mucho más significativo. En este año que ha sido especialmente tan complicado, y muy duro para tantas personas, motivamos a todo el personal de la empresa para que hiciera una donación económica, fuimos a comprar los regalos y compras de material para terapias y trabajo social, blocks, témperas, libros, para un desarrollo integral de los niños. Nuestra empresa donó la misma cantidad que se recolectó como equipo, pero duplicándola, lo cual nos permitió regalar chupetes para los pequeños, material de psicología, y órtesis para un horno especial que Uds. tienen”.

En esta entrega, ha sido fundamental la Jefatura de Unidad de (Re)Habilitación con Atención Clínica Integral, Dra. Bettina von Dessauer, quien coordinó y valoró el gesto desinteresado de Inmobiliaria Norte Verde, “Lo relevante de esta empresa privada, que por segundo año nos ayuda, el 2019 nos aporta horno para órtesis, que junto al material que compró el hospital, permitió que, por primer año, hiciéramos aproximadamente 250 órtesis para niños muy pequeños, siendo esto un gran avance. Y ahora, no solamente llegan con nuevos regalos, porque entendimos que la donación va más allá de los regalos para navidad – que siempre llegan muchos – sino que ahora trabajamos para que ese aporte de dinero sea en material, equivalente a más de un millón de pesos, para confeccionar las órtesis, material para los psicólogos y que estos puedan trabajar adecuadamente en rehabilitación, además del material para los fonoaudiólogos como chupetes y mamaderas especiales. Aquello es muy trascendente, ya que hay bebés – sobre todos los prematuros-, que no saben o se les olvidó succionar y por este medio uno les enseña y logra que se vayan lo más precozmente posible a su casa. Además, nos trajeron regalos que alegran el corazón de los niños. Estoy eternamente agradecida, de esta coacción privada – pública, en la que está el éxito del país, por tanto, como jefatura lo voy a favorecer siempre. Le agradezco a todos los que anónimamente donaron, para que este hospital pueda trabajar cada día mejor”.

Son acciones como estas, las que potencian la recuperación de los niños, donde la sinergia colaborativa de organizaciones privadas y públicas, nos muestran el camino de esperanza en un escenario tan difícil como el que vivimos a nivel mundial.

A %d blogueros les gusta esto: