Con la presencia de toda la familia de Emma Díaz Sagal, de tan solo 5 meses de edad, se llevó a cabo la tradicional Reunión Clínica del Hospital Roberto del Río donde se tratan diversos temas pediátricos, y que este miércoles 01 de septiembre sirvió para celebrar los 14 años del Programa Chile Crece Contigo. “Separados al nacer, una nueva realidad de intervención asociada a la pandemia y al contexto socio sanitario” fue el título de la presentación donde se trató el caso clínico de Emma y su madre Cynthia Sagal. Ambas estuvieron graves, con riesgo vital, ya que al momento de su nacimiento en la Maternidad del Hospital San José, madre e hija dieron positivo por Covid 19.

A solo días de nacer Emma fue trasladada desde neonatología a nuestro Hospital, mientras su madre permaneció grave y hospitalizada. Jaime, su padre y su hermana mayor permanecían en cuarentena en su domicilio sin poder conocerla. Con el correr de los días su madre se recuperó del Covid pero Emma empeoró debido a las consecuencias del virus. No obstante, gracias al acompañamiento del equipo Chile Crece, a intensas jornadas de trabajo de diversos equipos clínicos y al reencuentro con su familia Emma se recuperó satisfactoriamente y hoy crece feliz junto a su familia.

“Fue un trabajo intenso que tuvimos en el Hospital, donde conocí gente maravillosa, con vocación porque tratan con personas que llegan con sus enfermedades y cada uno con un carácter diferente o difícil. Siempre estuvieron con una sonrisa, yo llegaba al hospital con un peso y una pena, entraba llorando y siempre que me pillaba al equipo Chile Crece Contigo les pedía socorro un rato, ayúdenme les decía” indicó Cynthia Sagal, madre de Emma.

Paula Corral y Constanza Quintanilla ambas psicólogas, fueron las encargadas de dictar esta reunión. Ellas son parte del equipo multidisciplinario que conforman además la Educadora de Párvulos Paulina Villegas, la técnico en párvulos Bárbara Vargas y Ana María Galdames, asistente social y jefa de la Unidad de Apoyo Psicosocial y Educativo en la que se inserta el programa Chile Crece Contigo en el Hospital Roberto del Río.

Constanza, fue la psicóloga de Emma a quien conoció con tan solo días de vida y pudo seguir de cerca toda su estadía en el Hospital señala que este trabajo “no reemplaza a la familia, pero sí le pudimos demostrar a Emma o a todos los recién nacidos- que están estresados en un hospital- que hay un grupo de adultos que los escuchan y cuidan. Son redes que le dan seguridad y un mejor desarrollo a niñas y niños“. La profesional agregó que “en un primer momento nuestro trabajo fue acompañar diaria y remotamente a su papá Jaime Díaz, quien resultó fundamental por permitirnos trabajar con ellos y por su sensibilidad al acompañar a Emma mientras ella y su madre seguían graves. Luego se recuperó Cynthia (mamá) y finalmente se reencuentra con su hija el 09 de mayo, justo el día de la madre. La recuperación posterior de Emma fue incluso sorprendente para sus equipos clínicos y el 09 de junio se le dio el alta definitiva”.

Paola Guajardo, Subdirectora de Gestión del Cuidado del Hospital Roberto del Río, de donde depende el Programa Chile Crece Contigo felicitó este trabajo que partió hace ya 14 años y que se convirtió en un activo del país. “Como parte de la recuperación de niñas, niños y adolescentes nosotros tenemos la presencia de la familia hace muchos años. Nos abrimos a las familias y vimos los beneficios que existen para los pacientes. Sin embargo la pandemia nos ha golpeado profundamente en estas situaciones cortando estos vínculos que esperamos se pueda recuperar y cuando logremos un hospital nuevo esperamos tener las condiciones para que las madres, padres o tutores puedan estar con los niños porque sabemos los beneficios de esto”.

Cynthia, madre de Emma, quien es además funcionaria de salud, mostró en la reunión a una niña que según sus propias palabras “expresa todo, cuando está enojada, cuando está alegre, cuando tiene hambre y ese es un gran logro. A mí me tocó vivir los dos lados –como trabajadora y usuaria- y la experiencia fue muy buena, muy bonita. Agradezco a todos, desde quienes les toca barrer, hasta el doctor cirujano, todos tuvieron un muy lindo trabajo. Ahora Emma está en URACI (Unidad de Re-habilitación clínica Integral) en terapias y yo me siento bien, como si fuera mi casa, a ella la conocen, le hablan por su nombre y no por la paciente número tanto no, la tratan de Emmita y eso es muy importante para mí” aseguró esta madre a todos quienes participaron de esta nueva Reunión Clínica del Hospital Roberto del Río.

A %d blogueros les gusta esto: