Este miércoles 15 y jueves 16 de enero el Servicio de Cardiología y Cirugía Cardiovascular del Roberto del Río realizó las Jornadas de Circulación Extracorpórea con las que celebró dos nuevos hitos en su historia. Y es que esta cita fue la ocasión para conmemorar los 25 años de la primera cirugía a corazón abierto que se realizó en el Hospital y también fue el momento para recibir la nueva Bomba de Circulación Extracorpórea Stocker S5 de la empresa LivaNova, que dejó al primer recinto pediátrico del país a la vanguardia en este tipo de intervenciones en Latinoamérica.

Hasta antes de la llegada de esta máquina, que significó una inversión de 300 millones de pesos, los niños que requerían este tipo de operaciones debían usar bombas de adultos adaptadas para menores. El Director del Hospital, Dr. Ricardo Pinto señaló que “recibimos oficialmente la primera máquina de circulación extracorpórea pediátrica, con un diseño realizado específica y exclusivamente  para niños, que además es la primera en Latinoamérica y que esperamos sumar a un equipo de diálisis orientado específicamente a la población infantil. Con estas acciones estamos ofreciendo, cada día, más y mejor acceso a medicina de mayor calidad para los niños y por cierto sus familias que llegan día a día a nuestro Hospital”.

Cristián Pacheco, Enfermero Perfusionista y uno de los coordinadores de las Jornadas  se mostró muy contento pues “se trató de un trabajo de dos años en el cual organizamos, configuramos y armamos todo esto. Un trabajo que contó con el apoyo de diversos actores de nuestro hospital, de diversas autoridades locales  y ministeriales. Se trata de un beneficio pensado en los pacientes pues se trata de una bomba pediátrica moderna, que permitirá un manejo mucho más fino y que fue diseñada y creada especialmente para niños y neonatos. Ahora podemos decir que los pacientes que se operan en el Roberto del Río lo están haciendo con la última tecnología de Latinoamérica”.

Por su parte Pamela Gallardo, Profesional de la División de Gestión Táctica de la Subsecretaría de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud y quien llegó al estreno de este equipamiento indicó que “El Roberto del Río es un pilar fundamental en la red de cardiocirugía infantil de Chile. Nosotros tenemos sólo dos hospitales que forman parte de esta red pública: precisamente el Roberto del Rïo y el Calvo Mackenna. Por lo tanto, sumar esta bomba y  poder hacer estas cirugías significa un tremendo impacto para el país. Así que por eso hemos venido a apoyar, porque sabemos que aquí contamos con un equipo profesional que es de excelencia, entonces que podamos operar a nuestros niños con este nuevo equipamiento técnico es aprovechar la tremenda inversión que se ha hecho en tener estos profesionales de excelencia”.

La Dra. Lidia Valenzuela, Jefa del Servicio de Cirugía Cardiovascular y otra de las coordinadoras de las Jornadas, indicó que “esto representa un tremendo aporte y progreso para nuestro Hospital. Específicamente para nuestra Unidad y para nuestros pequeños usuarios ya que optimizamos y garantizamos la seguridad de las atenciones. Tener esta nueva Bomba CEC es un tremendo logro, pues se trata de tecnología de punta, no sólo en Chile sino en todo Latinoamérica y que va intervenir positivamente en los resultados de las intervenciones quirúrgicas que realizamos. Por otro lado la jornada que organizamos fue todo un éxito, pues prácticamente duplicamos la concurrencia que esperábamos y sentimos que los asistentes estuvieron muy interesados tanto en las conferencias como en la realización de los talleres donde mostramos esta nueva máquina”.

Finalmente, el Dr. Gilberto Palominos, quien estuvo a cargo de la primera operación a corazón abierto en el Hospital, en el año 1994, y quien expusiera sobre la historia de la cardiocirugía en esta jornada señaló que “con la aplicación de nuevas técnicas apoyamos a los niños que requieren de algún soporte vital extracorpóreo, lo que ha sido una realidad en nuestro Hospital, y con muy buenos resultados también. Además fueron jornadas de actualización que nos permite a nosotros mirar hacia adelante, no solamente mejorando nuestros resultados, sino que con el objetivo de disminuir la morbilidad y mejorar la calidad de vida de los pacientes que sobreviven, que es la gran mayoría, hablamos de cerca del 95% de las cirugías”.            

A %d blogueros les gusta esto: